La maniobra holandesa para evitar accidentes

La maniobra holandesa para evitar accidentes

En este rincón de internet que tenemos, hablamos sobre diferentes temas a lo largo del año: recambios de coches que se pueden encontrar en nuestros desguaces online, consejos para el mantenimiento correcto de los vehículos, noticias sobre coches y seguridad vial… Hoy queremos tratar sobre este último apartado, el de la seguridad vial, a través de una maniobra que puede evitar muchos accidentes: la maniobra holandesa.

¿Cuándo se puede aplicar la maniobra holandesa? Es una acción que tiene que ver con la apertura de la puerta a la hora de salir del vehículo. ¿Cuántas veces hemos visto en la televisión accidentes, en los que suelen verse implicadas motos y bicicletas, al abrir la puerta del coche contra la que impacta un vehículo que viene por detrás? Pues eso es lo que trata de evitar la maniobra holandesa. ¿Cómo? Abrir la puerta con la mano contraria al lado por el que vamos a salir del coche. Así, pongamos el caso del conductor: para salir por su izquierda, utilizará la mano derecha para abrir la puerta.

Con esta acción, que apenas requiere esfuerzo, conseguiremos girar el tronco y el cuello, lo cual permitirá que ampliemos nuestro campo de visión para ver si viene alguien por detrás a una corta distancia y también que abramos la puerta con menos fuerza y empuje.

El nombre de esta maniobra, como su propio nombre indica, proviene de Holanda, uno de los países con más ciclistas del mundo. Por eso, implantaron esta costumbre y los accidentes de este tipo se han reducido gracias a esta nueva manera de abrir la puerta del coche al salir. Si conseguimos interiorizar esta acción y abrir la puerta de esta manera cada vez que queramos abandonar nuestro vehículo, estaremos contribuyendo a la seguridad, la nuestra y la de los demás.

Os dejamos un vídeo al inicio de esta entrada en el que se explica, con ejemplos, la maniobra holandesa.