Motores de segunda mano: piezas de desguaces

Motores de segunda mano: piezas de desguaces

Tener un fallo en el motor del coche puede sonar a que la vida del vehículo se ha acabado. Pero no es así, el motor también es una de las piezas de coches que puede sustituirse por una nueva u otra de segunda mano. El elevado coste de un motor nuevo abre la posibilidad a una alternativa mucho más económica y que puede alargar durante bastantes años la vida útil del vehículo: estamos hablando de los motores de segunda mano. Apostar por uno de estos motores puede suponer un ahorro de hasta el 70% con respecto al recambio original.

Un motor, aunque hablamos de una sola pieza, en realidad está compuesto por multitud de elementos. A veces, es tan sólo uno de estos engranajes el que falla, pero la mejor solución es directamente cambiar el motor completo.

En nuestros desguaces online, los motores usados pasan un control exhaustivo antes de ponerlos en el mercado como recambio de segunda mano. Por ello, el análisis que realizan nuestros técnicos da la máxima garantía para la posterior compra de estos motores de segunda mano. Después de las comprobaciones necesarias, los motores pasan al área de descontaminación para dejarlos listos para ponerlos a la venta.

Motores de segunda mano - desguaces online desguacesn430.com

Para encontrar el motor que necesitas a través de nuestro desguace online, puedes realizar una búsqueda avanzada a través de los siguientes datos: marca, modelo, versión… Cuantos más datos introduzcas, más fácil será encontrar exactamente el modelo que necesitas. Otra opción es que nos llames por teléfono al 926 09 51 41, para lo que te pediremos que tengas a mano la ficha técnica del vehículo.

Una vez que te entreguemos la pieza en el punto de destino que hayas seleccionado, automáticamente comienza el período de garantía. Para los motores de segunda mano, como para el resto de piezas de desguaces que vendemos en nuestros desguaces online, la garantía es de tres meses. En caso de que la pieza esté dañada, podrás devolverla en los primeros cinco días desde la compra.