Revisión del coche en verano: puntos clave

Revisión del coche en verano: puntos clave

Las vacaciones de verano son el momento que todos esperamos para poder descansar y liberarnos del estrés de todo el año. Planificamos el viaje al detalle, pasamos horas decidiendo dónde vamos a alojarnos y qué vamos a ver, pero a veces nos olvidamos de un punto importante que puede estropear el deseado momento: la revisión del coche en verano. Una avería de nuestro automóvil en la ida o en la vuelta puede empañar las vacaciones, por eso desde Desguaces N-430 queremos inaugurar este blog describiendo qué puntos de tu vehículo debes revisar antes de salir de viaje para que no tengas ningún disgusto a causa de tu coche.

Los frenos, siempre a punto

Puede que hayas notado que los frenos no responden bien o chirrían. Eso se debe al desgaste que van sufriendo con el uso y que conlleva que aumente la distancia de frenado. Por ello, debemos echar un vistazo a las pastillas y discos, así como solicitar una comprobación de la potencia de frenado. Por último, recuerda que el líquido de frenos debe estar en un nivel óptimo para conseguir un frenado perfecto. Si adviertes que está por debajo del mínimo, llama a una grúa y no circules con tu vehículo, no pongas en riesgo tu vida y la de los demás. El líquido de frenos debe cambiarse cada dos o tres años.

Los neumáticos te agarran al asfalto

La única superficie de contacto de tu vehículo con la carretera son los neumáticos. Debes revisar la presión de los neumáticos periódicamente, siempre en frío. Si la presión es baja, sube la temperatura del neumático, llegando incluso a reventar. Pero no basta con medir la presión, también debemos tener en cuenta que la profundidad mínima legal en los surcos de la banda de rodadura es de 1,6 mm, aunque te aconsejamos no llegar hasta ese extremo. Cuanta menor profundidad, menor estabilidad tendremos y antes notaremos los efectos del aquaplaning.

Revisión del coche en verano

La suspensión sufre más de lo normal

Aunque la suspensión y los amortiguadores tardan en deteriorarse, debemos controlarlos de forma anual en la revisión del coche en verano. Además, en las vacaciones de verano solemos ir más cargados, por lo que la suspensión sufre más y si no está en perfectas condiciones, se reduce la estabilidad del vehículo.

El aceite, la sangre del motor

Cuidar el aceite del coche supone alargar la vida del motor. Si el aceite no está en los niveles adecuados o no está en perfecto estado, pondrá en riesgo el funcionamiento de nuestro motor. Para comprobarlo, recuerda que debes hacerlo con el motor en frío y en un terreno llano. Si está por debajo del mínimo, no inicies la marcha hasta no añadir más aceite. Es recomendable cambiar el aceite periódicamente según indique el fabricante.

Los faros, no te quedes a oscuras

Repasa todos los dispositivos del alumbrado, especialmente si vas a conducir de noche. Debemos hacernos ver en la carretera, por lo que es recomendable que las luces de nuestro vehículo no sean tenues. También deben estar bien regladas, las de cruce deben ir lo más altas posibles, sin deslumbrar al resto de conductores.

Limpiaparabrisas, visibilidad para ganar seguridad

Es algo a lo que no le damos mucha importancia, pero el limpiaparabrisas es fundamental para tener una buena visibilidad a través del cristal. En este apartado también incluimos el líquido limpiaparabrisas, que si se encuentra en un nivel bajo nos impedirá tener una correcta visibilidad de lo que tenemos delante. Un buen momento para poner esto a punto es la revisión del coche en verano.

Aire acondicionado, algo más que comodidad

Cuando cogemos el coche en verano, lo primero que hacemos en darle al aire acondicionado. A veces, el coche es nuestro refugio del sofocante calor que tenemos fuera. Por ello es importante revisar el sistema de aire acondicionado antes de nuestras vacaciones. Y no sólo por la comodidad de ir frescos en el interior del vehículo, sino porque conducir a una temperatura alta aumenta la posibilidad de sufrir somnolencia y fatiga, lo que reduce nuestra capacidad de reacción.

Esperamos que estos consejos sobre la revisión del coche en verano te hayan servido de ayuda. Poco a poco iremos subiendo más a este blog que inauguramos hoy. Recuerda que si en la revisión aprecias que necesitas algún recambio, podrás encontrarlo en nuestra tienda online. ¡Feliz verano!